Archivo mensual: febrero 2013

Odiosas comparaciones

¡Que cosa más bonita! dije en voz alta al terminar de leer 10.6 segundos en el blog de Hernán Casciari, a lo que mi esposa respondió: Gracias, ¿qué estás leyendo? Le platiqué que era un relato a partir del gol de Maradona en el 86, y cuando intentaba explicarle por qué y dónde había encontrado yo lo bonito me dijo: “¿me estás comparando con un gol?”. No pude más que reírme, y después, tratando de seguir el juego verbal que sin querer habíamos armado dije: “no es cualquier gol, y hay comparaciones que aunque no lo sepamos nos favorecen”.

Quizá muchas veces surjan problemas por eso, porque no sabemos con qué o quiénes nos están comparando, y sobre todo, porque no nos damos cuenta que nosotros mismos nos estamos comparando en circunstancias y/o con personas con las que casi forzosamente saldremos perjudicados (o perjudicaremos) con la comparación. Y es que aquello de “no hay que comparar peras con manzanas” nos lo sabemos todos, pero no por eso lo aplicamos, algo así como que todos sabemos que es bueno hacer ejercicio y no por eso lo hacemos.

Estas comparaciones “desiguales” y muchas veces inconscientes generan expectativas en nosotros mismos, así que es bien importante fijarnos con qué y con quiénes nos comparamos, qué tipo de expectativas nos generamos y cómo reaccionamos ante éstas. ¿Por qué me centro en las comparaciones a las que nos sometemos nosotros mismos y no las que nos aplican las demás?

  1. Porque esas son las que pueden resultar más odiosas para nosotros mismos.
  2. Estas comparaciones sí las podemos manejar si trabajamos para ello, es decir, están directamente en nuestro campo de acción. Y
  3. ya escribiré algo sobre comparaciones y expectativas de los demás sobre nosotros.

Pongámonos pues a compararnos en circunstancias justas para nosotros mismos, ya sea que nos pensemos manzanas, peras o cualquier otra fruta o verdura conocida o imaginada. Veamos que expectativas nos ponemos nosotros mismos y evaluemos que tan provechosa son éstas para nuestra vida.

GLM

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Cambio