Archivo mensual: noviembre 2014

30 días publicando un post todos los días

IMG_1470

Aunque dentro de mis trabajos escribir es una constante, no lo es tanto el compartir lo escrito. De hecho, mucho de lo que escribo nunca llega a ser leído por alguien más que yo. Por ejemplo, los expedientes de mis pacientes junto con las hipótesis de los casos y las estrategias de intervención pensadas sólo llegan a ser leídas si necesito supervisión, antes de hacer un reporte de investigación cualitativa hay muchas notas que quedan guardadas y aunque se hace un reporte escrito, siempre he sospechado que pocos de los clientes leen el documento completo después de haber visto la presentación de resultados, que suele ser en Keynote o Power Point. De vez en cuando también hay un caso o una investigación que detona una pequeña ficción, pero pocas veces éstas llegan a manos de alguien más.

No quiero decir que escribir me sea fácil, al contrario. Pasar una idea en una hoja en blanco o escribirla en un procesador de palabras puede llegar a ser tortuoso. Difícilmente una idea queda bien plasmada a la primera, y muchas veces aún después de que quedó en la mejor forma posible no es exactamente lo que se quería decir. Sí, me suelo editar al mismo tiempo que escribo y esa es una de las dificultades más grandes de escribir y sobre todo de compartir lo escrito. Hoy, después de 30 días escribiendo y publicando un post todos los días siento que lo más que he ganado es la disciplina de que antes de terminar el día haya algo publicado en este medio. No puedo decir que ya tengo el hábito, para eso habrá que continuar ampliando esta pequeña racha, pero sí puedo decir que aunque ha sido algo difícil me siento satisfecho de haber cumplido con este experimento. Gracias a los que han leído algo de lo publicado hasta ahora, espero mejor con la práctica y de verdad deseo que alguna de las publicaciones haya provocado alguna reflexión.

GLM

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Escribir, Estilo de Vida, Motivos Personales

¿Por qué tomo Cerveza Artesanal?

b8c518a2647f122dcd409fe50e6a023f

No, no es porque vendo cerveza artesanal, aunque les recomiendo mucho leer los motivos de quien lo hace en este post que fue uno de los detonantes para que escribiera estas ideas que ya tienen un rato en mi cabeza: “Por qué vendo cerveza artesanal“. Tampoco tiene que ver con que promocione a alguna marca en particular, aunque otro de los motivos para escribir esto fue una pequeña conversación con uno de los socios de Cervecería Chanate. Llegados a este punto, seguramente habrá quien se aventure a responder: “¡por borracho!”, pero la verdad es que nunca he sido un buen borracho, pues mi cuerpo se encarga de recordarme a la mañana siguiente que lo mío no son los excesos, o por lo menos no en este rubro. Sin embargo sí me gustan las bebidas alcohólicas, y desde hace un tiempo le tomé (jeje) un gusto particular a la cerveza artesanal. Así que bueno, una de las primeras razones por las que me acerqué a este tipo de cervezas fue precisamente el sabor, porque me gusta sorprenderme con los matices que puede tener una bebida de este tipo y con los cambios que tiene cuando la combinas con un alimento específico, que “elegantemente” se llama maridaje.

El segundo motivo, que quizá es tan o más fuerte que el primero, tiene que ver con que desde la primera cerveza artesanal mexicana que probé (una Cerveza Minerva Pale Ale en un bautizo), después de sorprenderme con el sabor pregunté por su procedencia y me encontré con toda una historia de creatividad y esfuerzo, de emprendimiento y organización, algo que me llamó profundamente la atención y de lo que me hice fan inmediatamente. Al seguir probando cervezas artesanales e investigando sus historias, me seguí encontrando con la narrativa de un pasatiempo que se había vuelto algo un poco más serio pero no por ello menos disfrutable, con relatos que hablaban de un propósito, dedicación y cuidados dirigidos a un acto creativo que se puede compartir con más personas. Digamos que encontré a artesanos que, como dijo una vez un maestro cervecero con el que platiqué, buscan hacer al mismo tiempo arte y ciencia, no sólo hacer algo en masa para que se consuma sin ser apreciado.

El tercer motivo, es que profundizando en este tema me encontré con una comunidad de productores que no sólo compiten sino que también se ayudan, comunidad que se extiende con aquellos que deciden vender este tipo de productos. Vamos, me encontré con una muestra de que se pueden hacer las cosas muy bien en este país a pesar de las dificultades, que se puede organizar una comunidad y llevar a cabo acciones para tratar de equilibrar la competencia entre pequeñas y grandes empresas, tratar de provocar cambios en impuestos o, incluso generar consciencia para que no se vendan este tipo de productos a menores de edad.

Es cierto, queda mucho por hacer para consolidar la comunidad cervecera artesanal en México, pero se está avanzando y se está haciendo al mismo tiempo que se cambia hacia una cultura de consumo y producción más responsables. Para mi esos son motivos suficientes para decir: ¡Salud!

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Empresas, Estilo de Vida, Motivos Personales, Tiempo Libre

¿Apertura o Enfoque?

6b466445c935f199c8b2f993c6214035

Se puede plantear el dilema como apertura o enfoque, especializado o genérico, particular o difuso, y seguramente muchas más. Hay personas que plantean de manera tajante: “si no estás especializado en algo, nunca podrás ser verdaderamente bueno en tu ramo”, pero también hay otras que dicen: “la especialización es para los insectos”. Es cierto, quizá es más fácil encontrar ejemplos de personas y compañías tremendamente especializadas sumamente exitosas, pero aquellos ejemplos de personas y empresas que se interesan y actúan en una variedad de temas o campos amplios suelen ser sensacionales.

¿Y si se tratara de un falso dilema? Quizá estemos frente a una cuestión de momentos, lapsos o incluso situaciones específicas en las que es conveniente usar uno u otro enfoque, pero si nos centramos en sólo utilizar uno de ellos, por más exitosos o buenos resultados obtengamos, es probable que lleguemos siempre a un punto de estancamiento. Entonces si llevas mucho tiempo siendo general y no estás teniendo los resultados que esperas, es momento de enfocarse, de ser específico. Si por el contrario en lo específico has llegado a un punto de saturación, ya no avanzas como antes o no tienes los resultados esperados, es momento de buscar una apertura de temas o de ampliar la visión. Quizá en este ir y venir sea posible encontrar un ritmo que permita además de buenos resultados, una renovación de la satisfacción obtenida en aquello que haces. Vamos intentando entonces actuar con apertura y enfoque, según la circunstancias, momentos y necesidades.

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Cambio, Conocimiento, Educación, Estilo de Vida

Oda a lo Sencillo.

IMG_2154

Las leyes de la simplicidad es uno de esos libros que si uno no ha escuchado con anterioridad de él o su autor, difícilmente lo buscará o lo tomará si lo ve en una librería. Otra reacción es que si se busca un poco sobre John Maeda o incluso se ve su conferencia en TED, nos quedemos con la idea de que su libro seguramente será sólo para diseñadores. Pues no, este libro es sumamente útil para aquellos a los que nos interesa el arte, los negocios, el diseño o simplemente buscamos algunas ideas que apunten hacia la simplicidad, o como digo en el título del post: lo Sencillo. ¿Por qué hago énfasis en la palabra? Porque pienso que el español nos permite diferenciar lo simple de lo sencillo, algo en lo que profundizaré en otro post.

El mismo diseño del libro predica con el ejemplo, puesto que el autor se fijó como meta tener “sólo” 10 leyes y hacer que estas quedaran en 100 páginas, no más no menos. A lo largo del libro podemos ver desde 10 ángulos distintos cómo se pueden tomar diferentes ideas para no ser ni redundante ni superfluo, y con base al aprendizaje llegar a eso que dicen que es la última y máxima sofisticación: lo sencillo, es decir, aquello que tiene la medida y la experiencia exacta en el momento adecuado.

Si creen que les serviría leer un poco sobre esto, 100 páginas nada más, es un libro que les puede servir bastante sin importar cuál es su campo de acción.

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Educación, Estilo de Vida, Lecturas

El Problema con los Jefes.

80f63d7b9a9f6ea3a1966c00af3c1d1d

Es cierto, las estructuras piramidales en las empresas son cada vez más cuestionadas y hay ya varias propuestas que apuntan a organizaciones más democráticas y “planas”. Pero es de llamar la atención que hay muchas organizaciones y personas que dicen con mucha amargura y constantemente que el problema son los jefes. Es cierto, hay jefes problemáticos y pocas cosas son tan terribles como para trabajar para un cretino, pero si por más que cambia uno de trabajo sigue diciendo que los del problema son los jefes, a lo mejor es tiempo de hacer una revisión personal. A continuación van algunos puntos que vale la pena tener en cuenta:

  1. Aquello que tuvo éxito en una empresa no necesariamente funcionará en otra. Estos es particularmente delicado cuando en el cambio no sólo es de empresa, sino que se ascendió en nivel jerárquico, pues no es lo mismo hacer que organizar y coordinar gente para que haga.
  2. Si ninguno de los jefes que has tenido te escucha, a lo mejor no eres el mejor comunicador ni un buen escucha. No sólo es cómo transmites el mensaje, también es cómo escuchas la retroalimentación y las necesidades e intereses del jefe, el trabajo y la empresa. Bien dicen por ahí que los problemas de escucha suelen ser recíprocos (Echeverría, 2006).
  3. ¿Estás en ese trabajo por elección propia o porque no te quedaba de otra? Es cierto, la situación económica global es muy complicada, pero trabajar en un lugar y una actividad porque no quedaba de otra es terriblemente cansado. Si  ese es tu caso, recuerda todos los días que este trabajo es algo temporal, continua aprendiendo y sigue buscando opciones que tengan más relación con un trabajo que disfrutarías.
  4. ¿Qué sí puedes hacer diferente? De acuerdo, no puedes cambiar de trabajo en este momento y no vas a poder cambiar a tu jefe, tampoco vas a convencerlo de todo lo que está haciendo mal, digo, ¿no se supone que ese es uno de los aspectos que lo hacen mal jefe? Pero, si puedes buscar un cambio de posición dentro de la organización o puedes hacer modificaciones que hagan más “tolerable” la situación, es momento de hacerlas. Por ejemplo, si sólo le gustan las cosas a “su modo”, pues empieza por hacer todo así, “a su modo”, quizá desde la tranquilidad sea más fácil trabajar y buscar otras opciones.
  5. ¿Y si es tiempo de independizarse? Aunque económicamente la situación esté compleja, independizarse es una opción que vale la pena considerar, así tendrías la oportunidad de evaluarte a ti mismo como jefe, cosa que no siempre es fácil y que puede ser lo mejor o lo más complicado por lo que has pasado.

Si bien los jefes pueden ser un problema, no necesariamente son EL problema. Claro que no estaría de más que tuvieran mejor capacitación para ser jefes, pero ese ya es asunto para otro post.

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Cambio

Divulgación y autoayuda.

Sí, tengo un problema con los libros de autoayuda. Esto no quiere decir que esté en contra de la superación personal, bueno, a lo mejor sí, porque pienso que ese es el nombre que a algún mercadólogo se le ocurrió ponerle al aprendizaje para que se pudieran vender libros y cursos que no se tuvieran que dar en escuelas o centros especializados.

Ahora bien, así como el aprendizaje me parece algo sumamente importante y valioso, los libros, cursos y programas de divulgación me parecen indispensables. ¿Qué quiero decir con esto? Que no es lo mismo hacer o ver (¿consumir?) libros y programas de felizología rápida, que tienen un gran parecido con los infomerciales y sólo buscan que compres el siguiente libro o veas el siguiente programa, a ver Cosmos (versión Sagan o Neil deGrasse Tyson) o leerse un libro de Carl Sagan o Nicholas Taleb, que si buscan dar a conocer por medios un poco menos técnicos algún conocimiento especializado. De hecho la divulgación bien hecha genera interés por un tema que de otra manera pudo haber pasado desapercibido.

Con todo esto, mi duda es: ¿y si hacemos más libros de divulgación en psicología y menos de autoayuda? Quizá por aquí tengo una tarea pendiente. Por lo pronto, voy a dejar por aquí un video de un gran divulgador de la música Leonard Bernstein:

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Conocimiento, Educación, Estilo de Vida

Colores, Formas y Sentimientos.

IMG_1732

Pocos cosas me parecen más valientes que crear y mostrar el trabajo que se ha hecho. Si a eso le agregamos que crear con colores y formas me parece algo tremendamente difícil, tener una esposa pintora resulta casi una experiencia mística. Eso de poder tener momentos en los que, sin que me vea, puedo presenciar cómo una hoja en blanco se va transformando en toda una expresión de sentimientos e ideas, es simplemente indescriptible. Lo que sí puedo decir, es que se parece mucho a la concentración y dedicación que tenía cuando cuidaba a nuestras hijas mientras eran bebés, a la fluidez con la que lee algo en voz alta o da una explicación maravillosamente clara, o esos momentos en que olvida que hay alguien presente y canta.

image

Además me resulta increíble ser el principal testigo de cómo los dibujos que durante la universidad se quedaban escondidos en los cuadernos, ahora salen y pueden ser vistos por más personas. Cómo se convierten en expresiones que van evolucionando mientras más crea y, además, más personas tienen la oportunidad de verlos. Cómo cada creación va encontrando o produciendo a su dueño, aunque muchas veces cueste dejarlos ir a otra casa. Es maravilloso compartir estos momentos de creación, y hoy sólo quería escribir que es una más de las experiencias que hacen increíble estar a su lado. Gracias por invitarme a verte crear. Síguelo haciendo, que mientras más creas, más feliz eres y más feliz te ves.

10672302_10152811504706419_5733395396387560432_n

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Estilo de Vida, Motivos Personales

De Ironías y Sarcasmos.

15ea72d5393637e2813b01fb052a4658

Pocos conceptos se confunden tanto como la ironía y el sarcasmo. Quizá es porque a simple vista la frontera es muy delgada y pareciera que son exactamente lo mismo. Sin embargo, no lo son, y habría que fijarse muy bien antes de definirse como sarcástico o irónico. Según la RAE, la ironía puede ser una figura retórica que consiste en dar a entender lo contrario a lo que se dice o también una burla fina y disimulada; mientras que el sarcasmo es una burla sangrienta, ironía mordaz y cruel con que se ofende o maltrata a alguien o algo. Bajo esta óptica entonces, el sarcasmo es una especie de ironía que se diferencia porque ofende o maltrata, lo que de primera mano nos pondría a decir que LA clave está en la intención, y aunque en un primer momento este puede ser el caso, también podríamos pensar que la distinción bien puede depender del objeto o sujeto de lo que en un primer momento pretendía ser una ironía que, inmediatamente al no ser percibida como tal, deja de ser una muestra de inteligencia, como algún autor definió a esta figura retórica, y pasa a ser una clara muestra de torpeza. Así que cuidado, no vaya a ser que por andar queriendo parecer muy inteligente, fino y hábil con el lenguaje, uno termine por enseñar sus torpezas y crueldades. Ahora bien, que si de lo que se trata es de mostrarse cruel, mordaz y hasta sangriento, pues entonces sí, defínase y actúese como irónico.

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Identidad, Lecturas, Motivos Personales

El regreso de “los duros”.

images

Ellos saben como hacer las cosas, ya se han hecho cargo de ellas antes y lo harán una vez, puesto que están viendo que los que tendríamos que estar resolviendo los problemas no tenemos idea de lo que estamos haciendo. Dicen que nos alejamos del camino que ellos habían trazado, que dejamos de lado sus valores, bueno, en realidad dicen: los BUENOS valores. Saben qué, cómo y cuándo hay que hacer las cosas, simplemente tenemos que seguirlos, hacerles caso y obedecer sin chistar.

Seamos justos, no son sólo una generación. No, esto no tiene que ver con la edad, ¿cómo explicaríamos entonces que muchos de los nacidos en los 80’s y 90’s tienen una visión de este tipo? Si no poseen todas las certezas, las que tienen son muy fuertes y siempre conocen a alguien que les puede dar esas que les faltan. Es su modo el que tendría que seguirse, su orden el que debe imponerse, su solución la que debe aplicarse.

Probablemente tengan razón en que “los blandos” tenemos dudas, de hecho que las reconozcamos es parte de lo que nos hace “los blandos”. No deberíamos dudar, simplemente tendríamos que seguir EL camino. Los desespera que busquemos dialogar, no deberíamos conversar sino convencer y mostrar que tenemos LA razón.

¿Y si esa dureza es una forma de esconder el miedo?, ¿qué pasa si es falta de paciencia y confianza en el largo plazo? Sin duda soy un blando pues además de tener una conversación con ellos, me gustaría que les quedara claro que no espero que deje de existir su visión, no quiero que se vuelvan como yo, creo que todas las voces y visiones podríamos convivir si respetamos cada quién sus dudas y sus certezas.

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Educación, Estilo de Vida, México, Motivos Personales, Organizaciones

Vehículos de la imagen (o conducir como un medio de expresión).

3cd47ccaf65f8932fbac45dcb269bc6c

Tanto que trabajan los pobres publicistas y mercadólogos para construir la imagen de una marca, para que el repartidor que no tiene el vehículo ni la ruta adecuada termine por conseguir que la imagen sea esa de los vehículos que siempre van a velocidades indebidas y estorban. Bueno, a lo mejor sólo soy yo el que cree que los camiones repartidores y el uso que se les da a éstos es un vehículo más de la imagen que quería transmitir una marca. Quizá nadie más piensa que la manera en que conducen los repartidores de una marca es una forma más de expresión de dicha compañía. Es más, probablemente sea ese uno de los motivos por los que lo que primero se borra de un “vehículo oficial” es el número que va después del mensaje: “En caso de descortesía llamar al …”.

¿Y qué me dicen de las calcomanías o pegatinas que dicen algún mensaje ideológico? Siempre es curioso ver que el conductor que se le cruza a uno de la manera más inadecuada es el que lleva aquella de: “Soy hijo de Dios y defiendo la vida”; o también puede ser muy simpático que aquel utiliza más el claxon es el que lleva un símbolo de Om que muestra lo espiritual y New Age que es. Otra forma de expresión del conductor es cómo se estaciona, siendo particularmente notorio como mientras más costoso es el automóvil, más tiene que estorbar. Ya sea directamente en la acera, impidiendo el paso de los peatones o simplemente obstruyendo una rampa, es más fácil encontrar un automóvil de esos que usan el 1% de la población que uno modesto.

¿Qué pasaría si nuestra forma de conducir la tomáramos más con un medio de expresión ciudadana?, ¿conduciríamos mejor?, ¿conduciríamos menos? Probablemente hoy pasé demasiado tiempo en el tráfico, pero hoy pensé mucho en esto, en que si todo comunica, nuestra forma de conducir también dice mucho de quienes somos. ¿Ustedes qué piensan?

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Estilo de Vida, Motivos Personales