La hoja en blanco.

En principio es una posibilidad. Aquí está una hoja en blanco lista para que la utilicemos como mejor nos parezca. Podemos dibujar, escribir, hacer un barco de papel o hasta una figura de origami. A lo mejor es por eso que luego se convierte en un reto. La misma hoja en blanco parece que pregunta: ¿seguro que quieres dibujar?, ¿de verdad tienes algo que decir?, ¿desde cuando crees que sabes hacer origami? Parece que algo similar ocurre con la vida, cuando está llena de posibilidades la vamos tapizando de expectativas o a veces pareciera que vamos buscando que nos digan qué hacer en lugar de cada quién ir trabajando con sus hojas en blanco a prueba y error, o dicho de otra manera con práctica, pues practicando se aprende a dibujar, a escribir y seguramente hasta a hacer origami. En una de esas y también con práctica aprendemos a vivir mejor, a ponerle menos expectativas y buscarle menos caminos señalados para internarnos en los que nos van llamando la atención. A lo mejor y así, jugando, nos damos cuenta de que van surgiendo cosas que decir, dibujos que plasmar y formas que inventar. A lo mejor jugando descubrimos que también la felicidad se practica, aún en momentos complicados, o precisamente en los momentos complicados que es cuando más falta haría recordar que con práctica nos pueden salir mejor las cosas.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Juego, Motivos Personales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s