De Ironías y Sarcasmos.

15ea72d5393637e2813b01fb052a4658

Pocos conceptos se confunden tanto como la ironía y el sarcasmo. Quizá es porque a simple vista la frontera es muy delgada y pareciera que son exactamente lo mismo. Sin embargo, no lo son, y habría que fijarse muy bien antes de definirse como sarcástico o irónico. Según la RAE, la ironía puede ser una figura retórica que consiste en dar a entender lo contrario a lo que se dice o también una burla fina y disimulada; mientras que el sarcasmo es una burla sangrienta, ironía mordaz y cruel con que se ofende o maltrata a alguien o algo. Bajo esta óptica entonces, el sarcasmo es una especie de ironía que se diferencia porque ofende o maltrata, lo que de primera mano nos pondría a decir que LA clave está en la intención, y aunque en un primer momento este puede ser el caso, también podríamos pensar que la distinción bien puede depender del objeto o sujeto de lo que en un primer momento pretendía ser una ironía que, inmediatamente al no ser percibida como tal, deja de ser una muestra de inteligencia, como algún autor definió a esta figura retórica, y pasa a ser una clara muestra de torpeza. Así que cuidado, no vaya a ser que por andar queriendo parecer muy inteligente, fino y hábil con el lenguaje, uno termine por enseñar sus torpezas y crueldades. Ahora bien, que si de lo que se trata es de mostrarse cruel, mordaz y hasta sangriento, pues entonces sí, defínase y actúese como irónico.

GLM

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Identidad, Lecturas, Motivos Personales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s