El Problema con los Jefes.

80f63d7b9a9f6ea3a1966c00af3c1d1d

Es cierto, las estructuras piramidales en las empresas son cada vez más cuestionadas y hay ya varias propuestas que apuntan a organizaciones más democráticas y “planas”. Pero es de llamar la atención que hay muchas organizaciones y personas que dicen con mucha amargura y constantemente que el problema son los jefes. Es cierto, hay jefes problemáticos y pocas cosas son tan terribles como para trabajar para un cretino, pero si por más que cambia uno de trabajo sigue diciendo que los del problema son los jefes, a lo mejor es tiempo de hacer una revisión personal. A continuación van algunos puntos que vale la pena tener en cuenta:

  1. Aquello que tuvo éxito en una empresa no necesariamente funcionará en otra. Estos es particularmente delicado cuando en el cambio no sólo es de empresa, sino que se ascendió en nivel jerárquico, pues no es lo mismo hacer que organizar y coordinar gente para que haga.
  2. Si ninguno de los jefes que has tenido te escucha, a lo mejor no eres el mejor comunicador ni un buen escucha. No sólo es cómo transmites el mensaje, también es cómo escuchas la retroalimentación y las necesidades e intereses del jefe, el trabajo y la empresa. Bien dicen por ahí que los problemas de escucha suelen ser recíprocos (Echeverría, 2006).
  3. ¿Estás en ese trabajo por elección propia o porque no te quedaba de otra? Es cierto, la situación económica global es muy complicada, pero trabajar en un lugar y una actividad porque no quedaba de otra es terriblemente cansado. Si  ese es tu caso, recuerda todos los días que este trabajo es algo temporal, continua aprendiendo y sigue buscando opciones que tengan más relación con un trabajo que disfrutarías.
  4. ¿Qué sí puedes hacer diferente? De acuerdo, no puedes cambiar de trabajo en este momento y no vas a poder cambiar a tu jefe, tampoco vas a convencerlo de todo lo que está haciendo mal, digo, ¿no se supone que ese es uno de los aspectos que lo hacen mal jefe? Pero, si puedes buscar un cambio de posición dentro de la organización o puedes hacer modificaciones que hagan más “tolerable” la situación, es momento de hacerlas. Por ejemplo, si sólo le gustan las cosas a “su modo”, pues empieza por hacer todo así, “a su modo”, quizá desde la tranquilidad sea más fácil trabajar y buscar otras opciones.
  5. ¿Y si es tiempo de independizarse? Aunque económicamente la situación esté compleja, independizarse es una opción que vale la pena considerar, así tendrías la oportunidad de evaluarte a ti mismo como jefe, cosa que no siempre es fácil y que puede ser lo mejor o lo más complicado por lo que has pasado.

Si bien los jefes pueden ser un problema, no necesariamente son EL problema. Claro que no estaría de más que tuvieran mejor capacitación para ser jefes, pero ese ya es asunto para otro post.

GLM

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cambio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s