El Problema con los Empleados.

e1334d7f166167bc0512fe7d6495fdbc

Hace poco puse un post hablando de El Problema con los Jefes, así que era justo tratar el tema desde el otro punto vista. Es decir que ahora toca poner el ojo en todos aquellos jefes o dueños que se la pasan diciendo que el problema son los empleados, que no hay gente capacitada y que la capacitada es mañosa, y aquel que no es mañoso pues termina haciéndose por culpa de aquellos empleados que los jefes no habían visto que sí eran así. ¿Y si la forma en que se construyó la estructura es el problema?, ¿y si no eres un buen jefe y mucho menos un buen líder? Estos son los puntos que vale la pena revisar para poder definir si el problema no eres tú como jefe o líder.

  1. ¿Hace cuánto tiempo que no te capacitas? Resulta que aquello de: “todos somos promovidos hasta nuestro nivel de incompetencia” puede aplicar hasta a los jefes, sobre todo si no se capacitan. Si hace más de un año que no tomas un curso o diplomado, y hace más de 3 meses que no lees un libro o una publicación especializada sobre tu negocio, cómo administrarlo o liderazgo, lamento decirte que ya estás desactualizado.
  2. Si tus empleados no hacen lo que les dices, quizá no sabes como asignar y delegar trabajo. Para empezar, no es lo mismo asignar trabajo que delegarlo. Asignar es determinar qué debe hacer cada quién y dejarle claro cómo, por qué y para qué. Delegar es confiar en un colaborador para que haga un trabajo que normalmente harías tú. Si quieres saber más del tema, te recomiendo escuchar el siguiente podcast: The Art of Delegation.
  3. ¿Eres más jefe que líder? No sólo se trata de saber asignar y delegar, ni mucho menos de nada más saber mandar. El punto es poder transmitir el por qué es importante el trabajo que cada miembro de la organización hace, así como reconocer cuando lo hace bien y saber guiar cuando lo hace mal. ¿Todo eso te suena demasiado extraño? Entonces estás centrado en ser un jefe.
  4. ¿Cómo reclutas a las personas para tu empresa? De acuerdo, probablemente no eres tú quien recluta a la gente, ¿has dejado claro qué es lo que buscan además de capacidades?, ¿seleccionas entre los candidatos que sí aceptan un sueldo que no es tan bueno? Recuerda que si la idea es muy buena pero se selecciona mal al equipo, la idea se volverá mala.

Es cierto, los empleados no siempre están tan bien calificados o tienen aprendizajes que hacen que no den su máximo desempeño, pero un buen líder y una buena empresa pueden promover que su gente de el máximo esfuerzo y llegue a resultados que no había pensado posibles.

GLM

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Desarrollo Organizacional, Empresas, Organizaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s