Terapeutas de Cuento VII. Mensajes.

544b2610c8f5a69f7e5c0698ea6c979c

– Poner a escribir a los pacientes siempre es una experiencia interesante – Dijo mi maestro mientras me seguía asesorando sobre un caso que me tenía particularmente preocupado. – Llevar un diario es una práctica que casi ha quedado en desuso, además, le han hecho una muy mala fama porque cuando salen a la luz, suelen ser aquellos acompañados por una situación trágica o incluso un suicidio. Eso me recuerda un caso que quizá te sirva, pues se trata precisamente de un paciente al que su familia trajo porque había cometido varios intentos de su suicidio. – Se puso de pie y abrió el cajón dónde yo sabía que tenía sus expedientes. Tomó uno de ellos, sacó una hoja y, después de una sonrisa melancólica, extendió la manó diciéndome: – este fue el mensaje que me dejó en la última sesión que vino – Lo tomé y entonces lo leí:

No se culpe a nadie de mi vida. No crea que otra vez voy a dejar un mensaje dramático mientras vuelvo a hacer una tontería, ya me cansé de eso. A lo mejor es porque me dejaron cansado tantas interpretaciones de lo que a final de cuentas no tiene tanta explicación. No me malinterprete, de los que me obligaron a ir probablemente fue el que menos se puso a jugar ese juego de encontrar motivos inconscientes, mandatos familiares y otras pendejadas. De hecho, fue el único que se centró en buscar que yo hiciera algo diferente, no nada más en que resolviera el trauma de cómo son mis padres o en tratar de que hablara de una forma específica de mi persona y mis problemas. Quiero decir, me centró en ser responsable de mi vida. A lo mejor no estoy curado, pero ya no quiero seguir por este camino. Tengo un boleto para salir del país, porque pienso que al poner tierra de por medio voy a poder portarme realmente de otra forma. Creo que además de la despedida, esto es una especie de agradecimiento, ya sabe que no soy muy bueno para eso. Además, no creo que todo el trabajo haya sido de usted, eso sería culparlo de mi mejoría, y si antes no quería que se culpara a nadie de mi muerte hoy no quiero culpar a nadie por mi vida.”

GLM

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Ficción, Motivos Personales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s