Algunas reflexiones sobre Vida y Muerte.

kiss

¿Han escuchado alguna vez que la vida y la muerte son parte del mismo proceso? Yo sí, y muchas veces he llegado a estar de acuerdo con esta idea a nivel racional, pero no por ello he dejado de sentir dolor con la pérdida de un ser querido, sobre todo cuando su muerte era algo inesperado. Pareciera que muchas veces lo que nos duele es lo que perdemos nosotros y no sólo que la persona que queremos haya dejado de vivir o lo que ya no podrá experimentar y sabemos que quería hacer. ¿Es esto algo egoísta o “natural”? Mucho se ha escrito sobre el proceso de duelo y las diferentes formas de vivirlo y más que tocar ese tema en este momento, mi intención es mostrar algunas de las reflexiones que no he dejado de tener en la cabeza desde que supe de Brittany Maynar y su decisión de decidir cómo vivir los últimos 6 meses de su vida después de que le diagnosticaran cáncer terminal. Si no vieron ninguna información al respecto, les dejo el primer video que publicó para que lo vean y sigan leyendo:

Confieso que me conmovió la presentación y que su decisión me pareció algo muy valiente. Sin embargo no sé qué haría yo si eso me pasara a mi, ¿tomaría el mismo camino?, ¿decidiría probar los tratamientos experimentales más agresivos con tal de ayudar a la ciencia?, ¿qué camino seguiría para despedirme de mis seres queridos? Lo escribo y me quedo pensando en que es muy diferente pensar desde la hipótesis que desde el diagnóstico lapidario, probablemente confirmado más de una vez. Le veo diferencias a este tipo de decisión a un suicidio. Por un lado está confirmado un final agónico, mientras que por el otro suele ser más bien un escape o la acción impulsiva ante la sensación de que terminó la vida como se le conocía. La muerte asistida suele ser comunicada a los seres queridos, mientras que el suicidio llega a ser la culminación de un dolor secreto o más o menos conocido que no ha sido atendido.

Brittany llegó publicar un video un poco antes de llevar a cabo su acción explicando porque no la hizo en la primera fecha que había mencionado y como un mensaje para sus amigos (mismo que pongo al final del post), y me parece que en todo momento tuvo la idea de que tomó su vida “totalmente” en sus manos. Es precisamente en este punto en el que me surgen más reflexiones, ¿por qué esperamos a que se presenten eventos inesperados para tomar más las riendas de la vida?, ¿qué pasaría si viviéramos más conscientes de lo limitado que es nuestro tiempo en este mundo?, ¿cómo actuaríamos si nos asumiéramos más como “ancestros” y pensáramos más en dejar un recuerdo trascendente? Quizá no tengamos que hacer algo “grandioso” para ser recordados. Probablemente no tengamos mucho control sobre cómo nos recordará mucha gente, pero seguramente hay cosas que nos gustaría que no se quedaran sobreentendidas. ¿Qué cosas o aspectos de su vida no les gustaría dejar inconclusos?, ¿a quién no le han dejado en claro que tiene su cariño?, ¿cómo pueden hacerle para que aún si sucede algo inesperado o un accidente dejen el menor número de asuntos inconclusos? En una de esas y una mayor consciencia de la muerte nos ayuda a apreciar mejor la vida. En una de esas y hasta sucede también a la inversa. ¿Ustedes qué piensan?

GLM

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Estilo de Vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s