Terapeutas de Cuento X. Fluctuaciones del Vacío.

2b509abb832b7dfb2591203b6a45357f

– Perdón que le insistí tanto en que me viera hoy mismo, pero la verdad es que me urgía conversar con alguien. –

Está bien, a veces así sucede, lo bueno es que pude abrir un espacio para verte. Por teléfono me dijiste que te llamas Pedro, así que dime Pedro, ¿por qué la urgencia de buscar una cita precisamente ahora?

– Son muchas cosas. La edad, eso de sentirse joven todavía pero que ya en casi todos lados te hablen de usted no es muy agradable. El trabajo, estoy apunto de conseguir un avance muy importante en él, pero al laboratorio se le están acabando los fondos, entonces ahora también estoy trabajando en conseguir fondos. Además está el tema de la pareja, en dónde me están pidiendo distancia y ya no sé si estamos o no estamos o si somos o no somos, como quien dice ahí también siento que estoy en una cuerda floja… –

Espera un poco Pedro, vamos cambiando un poco el ritmo. ¿En qué trabajas?

– Soy físico, hago investigación sobre física cuántica.

No sabía que eso se hacía en esta ciudad.

– Suele pasar, la gente suele pensar que eso sólo se hace en Suiza o Francia. Mi pareja me ha dicho que si fuera realmente bueno, trabajaría en el colisionador de hadrones. No me creyó cuando le dije que mi trabajo lo están considerando para unos experimentos, bueno, realmente me dijo: “la palabra clave es considerando, lo que cuenta es que lo usen”.

Un momento otra vez por favor. Cuéntame más concretamente qué es lo que investigas.

– Ese es parte del problema, es muy difícil hablar de lo concreto desde la física cuántica; y lo peor es que mi tema de estudio son las fluctuaciones del vacío. –

No sé que sea eso, pero suena muy bonito.

– A ver, ¿cómo explicarlo de manera muy sencilla? Mmmm, si lo tengo que decir de manera muy simple sería así: a nivel cuántico hay un punto en el que las leyes de la conservación de la energía no se cumplen exactamente porque hay oscilaciones electromagnéticas o gravitatorias que son más o menos aleatorias y no se pueden detener. Esas son las fluctuaciones del vacío. –

Ajá…

– ¡Eso es! Estoy atrapado en mi tema de estudio.

Me perdí un poco…

– Sí. Las fluctuaciones del vacío provocan que los electrones hagan algo así como “pedir prestada” energía de los campos electromagnéticos cercanos, generalmente provocando la creación de un equilibrio dinámico distinto o incluso la aparición de nuevos campos electromagnéticos, que terminan siendo algo así como nuevos mundos posibles. El problema es que por lo general esto provoca que uno de los campos anteriores deje de existir. –

Si te entiendo bien, estás relacionando esto con las distintas áreas de tu vida, ¿es así?

– Pues sí. –

Pues lo bueno es que una cosa no es exactamente igual a la otra, por lo que no tendrían que aplicar las mismas leyes…

– Justo por ahí van mis investigaciones, son sobre la manera de cambiar la materia mediante el manejo de las fluctuaciones del vacío. Gracias doctor, tengo que irme, tengo que atender uno de los “campos electromagnéticos”.

Sacó el dinero para pagar el precio que habíamos acordado por teléfono después de hacer la seña de entrecomillar el concepto campos electromagnéticos. No volví a saber de él hasta que la mañana de hoy vi la noticia de que iban a hacer un experimento en el colisionador de hadrones basado en la investigación de un mexicano.

GLM

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Ficción, Terapeutas de Cuento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s