La dicha a los 40’s.

512128025190a8874eea983dbaaeeb91

Pues sí, el tiempo no se detiene y hace que uno llegue a fechas que consideraba muy lejanas. Es más, creo que de niño ni siquiera me imaginaba llegando a los 40’s. Ahora que ya llegué, empiezo a descubrir formas distintas de la dicha (¿felicidad?). Empezando por haber escogido una pareja mucho mejor de la que yo hubiera soñado en muchos momentos de mi vida, lo que además ayudó a formar una familia mucho más bonita de lo que yo pensaba que era posible. No digo que sean perfectas, pero han tenido y tienen detalles que de verdad me han hecho y me hacen sentirme dichoso, por ejemplo un abrazo, un beso inesperado o un te quiero que se siente en todo el cuerpo cuando te lo dicen; una comida que es preparada, servida y degustada no sólo porque “llena”, sino que nutre el espíritu (¿se vuelve uno más cursi a los 40?). Ver una película que emociona y después comentarla para ver las diferentes lecturas posibles, que además muestran el funcionamiento de la mente de cada uno de los integrantes de la familia. También están las felicitaciones de los amigos, de esos que llevan más de la mitad de la vida con uno y que nos conocen lo mejor y lo peor.

Me parece entonces que la dicha a los 40’s se va volviendo más sencilla, en gran parte por el reconocimiento de que la incertidumbre siempre está presente y los recuerdos de los buenos momentos nos pueden ayudar a seguir, y en otra gran medida por el conocimiento de que para tener un futuro mejor es muy importante como se vive el presente, porque sin él no podemos construir algo distinto. La dicha a los 40’s está mucho más lejana del drama y se siente con más intensidad y hasta parece tener mayor duración.

Gracias a cada uno de los que han estado en estos primeros 40 años de vida, a aquellos que han estado en los períodos complicados y me han dado su apoyo, a los que no se dieron cuenta de que estaba viviendo dificultades y con un detalle me re-enfocaron o me recordaron cosas que yo había dejado de tener en cuenta. Gracias a los que me empujaron y me empujan a dar lo mejor de mi aunque las situaciones parezcan muy difíciles. Gracias a mis hijas que son una fuente de inspiración y de dicha. Y, sobre todo, gracias a mi esposa por su perspectiva, por el amor que me tiene aunque soy un tipo muy complicado, porque ella más que nadie me dice cuando puedo mejorar y cuando en realidad estoy haciendo las cosas bien, por ayudarme a construir una especie de dicha que no sabía que era posible.

Bienvenidos los 40’s, que son una excelente edad para reinventar la dicha.

GLM

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Cambio, Motivos Personales

2 Respuestas a “La dicha a los 40’s.

  1. JT

    Sí señor, es una edad de reinventar la dicha. Romper con moldes y creencias pasados y adaptarse al presente.

    Me gusta

    • ¡Completamente de acuerdo! Es un excelente momento para reinventarse. Ojo, no sólo se puede hacer eso comprando un convertible y persiguiendo veinteañera. A fin de cuentas ese también es otro molde, ¿no crees?

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s