Aeropuertos.

Aeropuerto

Muchas veces no nos detenemos a analizar esos lugares que consideramos “sólo” como de transición, es decir, lugares en los que se está mientras se está esperando hacer lo que realmente se quiere hacer. Quizá el mejor ejemplo de esto es una sala de espera, lugar destinado precisamente para estar un tiempo antes de aquello que se suponía que se quería o tenía que hacer. En ese sentido, los aeropuertos son una gran sala de espera, un espacio de transición permanente para muchos que están a punto de irse o que, aunque ya llegaron, todavía no están ahí dónde llaman hogar. Estos lugares también son un espacio en los que mucha gente hace su trabajo, pero en ese caso quizá también estamos hablando de algo que se está haciendo antes de lo que para esas personas es vivir “realmente”.

Perdón si ahora divago mucho, pero es que ahora me toca ir a mi a un aeropuerto, y precisamente en estos momentos es cuando recuerdo que para mi el hogar no es un lugar, sino un conjunto de personas en específico, y que, así como dice una tumba muy famosa: “ahí dónde ella estaba, era el paraíso”.

GLM

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Motivos Personales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s