Terapeutas de Cuento XII. Una buena estrategia.

imgres-2

Una vez le pregunté a mi maestro cómo sabía cuando la intervención que estaba pensando era o no una buena estrategia, como solía hacerlo, me respondió con una historia:

– Todavía recuerdo a aquella pareja que llegó quejándose amargamente porque su hijo hacía siempre lo contrario que ellos le mandaban o incluso pedían, que ya habían intentado todo cuanto les sugerían hacer los 10 terapeutas que habían visitado, pero que nada de lo que les proponían funcionaba, es cierto, no siempre lo aplicaban al pie de la letra, pero el caso es que las cosas no funcionaban. Entonces les conté cómo había hecho yo para que uno de mis hijos, el que menos seguía instrucciones, adquiriera el hábito de la lectura. Simplemente le mostré una serie de libros y le dije que por ningún motivo quería verlo leyéndolos, acto seguido, los puse en el estante más alto del librero, aquel que el no alcanzaba si no hacía un esfuerzo y me retiré. Pasó poco tiempo para que me diera cuenta que desacomodaba mi sillón para poderse subirse a él para alcanzar precisamente esos libros. Después de contarles la historia, les dije que era una lástima que ellos no tuvieran un objetivo tan sencillo como el mío, pues yo simplemente tenía que fomentar la lectura, que sería bueno que antes de continuar un proceso terapéutico se pusieran de acuerdo si lo querían seguir conmigo aún sabiendo que yo no les iba a dar instrucciones para que no las cumplieran. No regresaron, pero al cabo de un tiempo llamé para preguntar porque no habían continuado. El esposo me dijo que simplemente habían decidido decirle a su hijo justo lo contrario de lo que querían que hiciera, buscando siempre que la estrategia no fuera demasiado obvia.

Entonces yo le dije: “quiere decir, ¿qué una estrategia es buena si es indirecta y mejor si está contada en forma de historia?” A lo que él me respondió:

– No, quiere decir que la estrategia es buena cuando no es demasiado obvia, al punto de que sea inevitable seguirla.

GLM

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Escribir, Ficción, Terapeutas de Cuento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s