Terapeutas de Cuento XIII. El Juez que buscaba sentencia.

¿Casos difíciles? -reflexionó mi maestro-, los que buscan una explicación, los que quieren definir que hay sólo un culpable o culpabilizar a alguien. Esto me recuerda el caso de un juez al que trajeron a terapia de pareja. Primero se resistía mucho a venir, después se la pasaba convenciéndome de que él era el culpable y que merecía ser castigado, que necesitaba una sentencia. La única sentencia posible fue repartir la responsabilidad y asumirse parte de la solución. Dejó de ser juez, mantuvo su relación y fue un mejor padre.

GLM

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cambio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s