Vivir Para y Vivir De.

Diagrama de Venn

Hay una pequeña diferencia entre vivir de una profesión específica, es decir, tener una actividad con la que producimos el dinero para pagar las cuentas, con vivir para una o unas personas y una actividad en concreto, o sea, hacer las cosas pensando en una persona o grupo de ellas o que una actividad sea tan importante para nosotros que hasta la haríamos sin que nos pagaran. Como quien dice, aunque en el título parece que son dos las cuestiones que están sobre la mesa, podrían realmente ser tres. Ganarse la vida, como se dice, de cualquier cosa puede ser irrelevante para muchas personas, y quizá por eso no se cuestionan mucho si es mediante la delincuencia organizada, la política, el narcotráfico, un empleo, autoempleo, etc., “simplemente” se trata de conseguir dinero para conseguir los fines que se tengan en mente. Para otras, hacer las cosas teniendo a una o varias personas en mente les puede dar más motivos para hacerlas, aunque para muchos esto sea una dependencia o una manera poco sana de vivir, puesto que pareciera estar implicado el reconocimiento de esas personas que se tienen en mente cuando se hacen las cosas. Hacer algo de manera apasionada, porque se siente que se tiene un llamado o porque es la actividad que mayor satisfacción nos da, puede ser para muchos la máxima aspiración, y hay quienes dicen que es la única manera de realmente tener éxito en la vida (escribiré algo sobre el éxito próximamente).

En lo personal, muchas veces me encuentro buscando un balance constante entre estos puntos. No puedo hacer un trabajo si veo que este tiene serios cuestionamientos morales, aunque pueda significar ganarse una cantidad importante de dinero. Busco que los proyectos que tomo beneficien lo más posible a mi familia, tanto en lo económico como en lo que se refiere al tiempo que paso con ella. Me encanta hacer las cosas que me gustan, como investigar, leer, escribir, dar terapia y asesorar empresas y gente que trabaja en ellas, pero también hay veces que me gustaría hacer algo mucho más concreto y que diera resultados tan tangibles como una mesa. Lo malo es que nunca he aprendido carpintería. Como en otras ocasiones, no es que tenga LA respuesta o LA receta para hacer mejor las cosas, pero sí sé que cuando olvido analizar si estoy viviendo para, de o en algún punto intermedio, me suelo perder y suelo vivir con menos plenitud y alegría. Bueno, estas son sólo unas ideas frente a una semana más que inicia.

GLM

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cambio, Estilo de Vida, Motivos Personales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s