La Magia del Pensamiento…

12294888_10153764389491419_8485543017667513949_n… no es lo mismo que el pensamiento mágico. De entrada la idea les puede parecer algo extraña, y quizá en ello influya la imagen que encabeza mi publicación de hoy, pero permítanme explicarme.

Empecemos por la imagen, que la tomó mi Esposa el día de ayer por la noche. Si 1 dona tradicional cuesta 4 pesos y uno compra 6, en teoría uno pagaría 24 pesos; la “oferta”, que además dice “aprovecha!” (sic) dice: caja con 6 donas surtidas por 28 pesos. Nosotros compramos las 6 donas tradicionales y pagamos los 24 pesos, porque le dijimos al joven de panadería que eran 6 donas tradicionales y entonces no nos convenía la promoción. Espero que si alguien más compró sólo donas tradicionales, haya reparado en que la oferta no era lo más conveniente para él o ella, pues sabemos que si uno no le piensa, puede “caer” en ofertas que no son tales, de hecho, hay tiendas y comerciantes que le apuestan a eso, pues no somos tan racionales como nos creemos, y en ese sentido somos fáciles de “engañar” si no pensamos y analizamos con detenimiento los resultados de nuestros análisis y acciones.

Vamos ahora con el pensamiento, aunque para eso seguiré necesitando a la imagen. Cuando mi Esposa subió la foto a su Facebook, tuvo muchos comentarios, uno muy bueno decía: “Ah, pero tienes una caja”, a lo que se me ocurrió comentar a mi: “Y entonces uno se da cuenta que “pensar fuera de la caja”, te hace pensar en la caja”. Con el pensamiento pasa algo similar, para pensar “mejor” hay que pensar cómo piensa uno, y además ver los resultados que ese tipo de pensamiento nos da, si las acciones que llevamos a cabo son coherentes y congruentes con la que decimos que es nuestra forma de pensar, de lo contrario, por más que pensemos de manera positiva, digamos que pensamos estar bien, pero hagamos cosas que no nos ayudan a estar de eso modo, no lo conseguiremos. Y es que a veces se puede caer en lo que se llama pensamiento mágico, la idea de que sólo se necesita pensar las cosas para que sucedan. No es que me cierre a la posibilidad de la magia, así como tampoco me cierro a las ventajas de conocer ciertos “trucos” o hacks que ayudan a conseguir un objetivo, mantener un esfuerzo o cambiar algo que costaba trabajo hacerlo, pero sí pienso que una de las cosas más mágicas que pueden ocurrir, es “alinear” las intenciones, el pensamiento y las acciones.

GLM

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cambio, Comuicación, Conocimiento, Cultura, Motivos Personales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s