Cosas de Ser Equipo.

musketeers

Ser equipo es al mismo tiempo algo fascinante y complicado de lograr. Fascinante porque cuando se consigue que el equipo sea tal, además de lograr excelentes resultados, los miembros del mismo consiguen una sensación de satisfacción personal que aunque se parece a la que se consigue logrando algo en lo individual, tiene ese “detalle” de transmitir un sentido de pertenencia. Otro de los aspectos que despiertan interés y fascinación de los equipos es eso que teóricamente se llama “propiedades emergentes”, que explicado de manera sencilla y un poco caricaturizada es el surgimiento de capacidades que de otra forma no se ven o incluso pareciera que no existen, vamos, la experiencia de que aquello de que el todo es más que la suma de las partes, esa razón por la que algunos jugadores de un deporte sólo muestran algunas cosas cuando juegan en cierto equipo o en momentos específicos. Algo que también sucede con los equipos de trabajo y que muchas veces se persigue y pocas veces se consigue.

Las complicaciones que hacen que sea difícil ser equipo son sencillas de decir (e identificar) y difíciles de manejar. En un equipo, al estar integrado por diferentes elementos, hay diferentes visiones, opiniones y conocimientos, y aunque haya miembros que compartan algunos aspectos similares, siempre habrá algún punto distinto. Esto hace que tanto la explicación de por qué funciona o no algo tenga múltiples puntos de vista, y cuando algo sale mal o no se están obteniendo los resultados esperados es cuando las diferencias suelen aflorar o se ven más claramente. A esto hay que agregar que cuando analizamos los problemas, es como si les pusiéramos una lupa, lo que hace que todo se vea más grande y se note mucho más. Después de notar las diferencias, suele surgir la complicación de que algún o algunos miembros del equipo quieren tener la razón para definir cuál es EL camino para la solución. Esto sucede aún cuando haya alguien que por definición tiene mayor responsabilidad en el equipo, ya sea porque lo fundó, porque es el jefe, el dueño, o el que en algún punto se consideró como el más inteligente o el más hábil; y es que cuando hay problemas o no se están obteniendo los resultados esperados es común que se cuestionen la jerarquía, conocimiento, habilidad y hasta la forma de atender la responsabilidad frente al grupo.

¿Qué hacer para dejar de enredarse en las complicaciones? Uno de los aspectos más potentes pero más complejos, es retomar el para qué del equipo, es decir, recordar el motivo por el que se decidió formarlo o ser parte de él. Ojo, no tiene que ser algo profundoesotérico, aunque muchas veces ese tipo de motivos hacen que se trabaje con mayor decisión y fuerza en esto de ser equipo (ya escribiré algo de eso), pueden ser cuestiones sumamente prácticas y específicas, como el hecho de buscar cubrir una necesidad. El punto es, que consiguiendo retomar más claridad en este aspecto de equipo, se pueden definir mejor los caminos que cada uno puede y debe tomar, pues retomar esto ayuda a que cada uno de los elementos vea si hay o no coincidencia entre la propuesta de equipo y su camino personal, ya que sin una alineación al respecto difícilmente se logrará algo bueno. Es la cuestión con esto de los equipos, conjuntan lo individual con lo grupal y lo colectivo, y hay que identificar a qué nivel hay que realizar qué tipo de acciones.

GLM

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cambio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s