Archivo de la categoría: Desarrollo Organizacional

La Conexión Entre la Gente

Sí, las personas importan, sin ellas no se puede hacer nada, o por lo menos nada humano que es de lo que yo puedo hablar. El contexto influye mucho, pues presenta condiciones específicas que juegan un papel muy importante en esta realidad multifactorial en la que vivimos. Pero, además de los factores anteriores y otros que me llevarían demasiado tiempo listar, la conexión entre la gente es algo que muchas veces llega a ser vital.

Y es que ésta es más que sólo sumar individuos. Es más que sumar cualidades individuales o características contextuales de los miembros de un equipo. Es una propiedad emergente que genera algo de magia, que consigue que las cosas salgan mejor y que las personas hagan cosas que no creían posibles. Esa conexión necesita tiempo, se da con base a la confianza que da vivir varias cosas juntos y, a pesar de las dificultades encontradas, ver siempre lo bueno que tiene la gente como persona.

En estos tiempos tan veloces cada vez es más difícil encontrar eso en los equipos, y curiosamente es justo ahora cuando es más necesaria. ¿No creen?

GLM

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cambio, Comunicación, Comunidad, Cultura, Desarrollo Organizacional, Educación, Empresas, Estilo de Vida, Hábitos, Organizaciones, Psicología, Reflexiones, Solución de Problemas

Hablando de Nosotros.

Pareciera que no, pero siempre estamos hablando de nosotros. Sí, aunque usemos un lenguaje académico, de ese que pretende a subirse a una torre de marfil para medir, describir y analizar desde una posición privilegiada, una que le permite ver a la realidad completa, objetiva. Pero cuando hablamos así una de las primeras cosas que estamos mostrando es que queremos seguir perteneciendo a esa comunidad, pues es un grupo de personas que sabe más, que entiende más, que estudió más. Y aunque eso sea en gran parte cierto, no es más, pues también son personas, y como tales tienen intereses, límites, fallas, puntos ciegos, y cuando estos se olvidan es cuando más se notan.

Bueno, aquí soy yo el que puede estar haciendo lo mismo que critico, señalar afuera algo que muchas veces soy yo quien lo cometo, pues aún cuando soy lo más descriptivo posible, estoy describiendo lo que yo veo. Quizá se parezca a lo que tu ves, y entonces al estar de acuerdo todo parece ser un poco más cierto, hasta que se compruebe lo contrario, o hasta que ya no lo estemos tanto. Entonces empezamos a hablar de los otros, pero aún así, con las diferencias que marcamos, a veces grandes y otras pequeñas, siempre estamos hablando de nosotros, pues nunca estamos realmente separados, en sentido estricto, como humanos, siempre somos parte los unos de los otros.

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Comunicación, Comunidad, Conocimiento, Cultura, Desarrollo Organizacional, Estilo de Vida, Psicología

Esto No Es Una Plaza Pública.

Plaza Facebook

Tiene algunas características que la hacen parecer así. Aquí podemos platicar con nuestros amigos y familiares, nos cuentan o nos muestran historias, chismes y alguna que otra noticia o artículo que puede o no tener fundamento. Aquí podemos pasar nuestro tiempo de ocio observando o comentando lo que vemos.

Pero no, Facebook no es una plaza pública, es una red social en las que estamos y participamos voluntariamente y que, en sentido estricto, es una clase de espacio (virtual) privado al que nos invitan a pasar para que mientras platicamos, nos relacionamos o simplemente vemos, nos puedan vender algo y, al parecer, también estudiarnos como personas y sociedad. Es una mezcla entre panóptico y laberinto, entre cárcel y centro comercial, que muy probablemente no imaginó Jesús Ibáñez cuando escribió su artículo Madrid-2: dos ciudades a elegir, en el que comparaba una cárcel y un centro comercial que tenían el mismo nombre. En ese artículo, que recomiendo mucho leer, hay perlas como la siguiente:

“El capitalismo de producción programa nuestras actividades de producción (produce productores), el capitalismo de consumo programa nuestras actividades de consumo (produce consumidores).”

Todo esto viene a cuento porque en estos días ha habido mucho revuelo sobre algunos cambios que introdujo Facebook en las “historias” y noticias que nos muestra cuando entramos en esta red. Si uno lee el comunicado de Mark Zuckerberg, así como alguna de sus entrevistas y el comunicado del director de News Feed, pareciera que hay una buena intención detrás de estos cambios, la idea es privilegiar las publicaciones y las interacciones que tengan más sentido, algo que suena bien hasta que tomamos en cuenta que este mayor sentido se establece con base a sus parámetros.

Así que estos cambios sobre los que rápidamente se quejaron algunos mercadólogos, en parte con razón, a los que otros reaccionaron intentando adaptarse a esta nueva forma de vender en esta red social, pueden ser una manera de admitir su poder e influencia más allá de internet, una especie de mea culpa sobre una influencia que quizá no pretendían tener, como ser un medio que influyó de manera contundente en los resultados electorales de su país o el reconocimiento de que no debió asumirse como una plataforma para facilitar movimientos democráticos.

Quizá hasta sea una forma en la que intentan redimirse. Pero, ¿podrán hacerlo? Umair Haque, economista autor de The New Capitalist Manifesto, cree que no, pues para él la red social llegó a un callejón sin salida que la obligaría a cambiar la manera en que la red genera ingresos si es que en verdad quiere transformarse. Por otra parte, ¿los que participamos en ella queremos y podemos participar en este cambio?, a veces parece que sí, pero muchas otras no.

En ocasiones parece que preferimos espacios semiprivados o semipúblicos en los que esté sumamente normado cómo participar, en los que haya sobre todo gente como uno, y en los que podamos eludir la responsabilidad de estar ahí, pues no olvidemos que también nosotros tenemos que ver en lo que esta red se ha convertido, algo que Stevan Dojcinovic (editor en jefe del medio serbio independiente KRIK) reconoce que ha sucedido en su gremio:

“Nosotros, los periodistas, también tenemos algo de responsabilidad al respecto. Utilizar Facebook para llegar a nuestros lectores siempre ha sido conveniente, así que invertimos tiempo y esfuerzo para generar una presencia ahí, con lo que ayudamos a convertirlo en el monstruo que esa red es hoy en día.”

¿Qué pasa si Facebook no quiere cambiar realmente? Creo que en ese sentido la respuesta es más sencilla, nos podemos salir de ella. Después de todo, como bien señaló  Jesús Ibáñez:

“No hay regla de juego que asegure la libertad si no queda asegurada la libertad de cambiar de regla de juego.”

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Desarrollo Organizacional, Estilo de Vida, Investigación, Mercadotecnia, Organizaciones, Psicología, Publicidad, Tiempo Libre

Retroalimentación.

339449f31e2201619482cbd16e318da3

Tanto si te dicen que algo que hiciste les gusta o no les gusta, o te dicen el clásico: “está bien, pero…”, es más, el silencio también es una retroalimentación. El punto es entender qué es lo que nos están retroalimentando, pues muchas veces no es el trabajo en sí ni nuestra persona per se, y es que muchas veces es lo que provoca nuestro trabajo en esa persona que lo ve, lo lee o lo escucha, pero el problema es que muchas veces las personas no están acostumbradas a analizar esa parte y a ponerle palabras.

¿Cómo nos van a decir que se sienten cuestionados si eso lo asocian a algo negativo?, ¿cómo decir que les pusimos enfrente una pregunta que no habían contemplado y para la que no tienen respuesta?, ¿qué pasa si lo que hicimos confronta su visión del mundo? Bueno, si muchas veces hasta es difícil decir porque algo nos parece mal, quizá por eso es más fácil tomar parámetros de un tercero para aplicárnoslos, así hasta parece que no es que el que retroalimenta lo piense así, más bien es “la regla” o “escala” que está aplicando.

¿Y que pasa cuándo nos toca a nosotros retroalimentar a alguien sobre su trabajo?, ¿qué tan específicos somos?, ¿qué tan claro tenemos que en ese momento estamos siendo jueces y qué es lo que estamos juzgando? Cuando lo hacemos, ¿retroalimentamos la acción o a la(s) perona(s)?, ¿es para mejorar o para que algo no se vuelva a hacer?

Mientras más claro tengamos cómo se nos retroalimenta, cómo lo hacemos nosotros y sobre qué vamos a estar hablando y escuchando, es más fácil vivir este proceso. ¿Cómo sabes que una retroalimentación es efectiva?, sencillo, si se continúa haciendo lo que estuvo bien y se cambia lo que estuvo mal. Todas estas ideas son fáciles de decir y quizá también de comprender, el detalle está en practicarlas.

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Cambio, Comunicación, Cultura, Desarrollo Organizacional, Organizaciones, Psicología, Solución de Problemas

Encontrar y Descubrir.

Reloj Interestellar.png

Para encontrar algo es indispensable saber qué es. Suena tan obvio como impertinente es la pregunta: ¿dónde se te perdió?, pues de poder responderla eso que buscamos no estaría realmente perdido. Descubrir es hallar algo que se ignoraba o, por ponerlo de otra manera, destapar algo nuevo que no se sabía que existía, por eso es difícil descubrir algo, porque uno tiene que reconocer primero que había algo que uno ignoraba.

La distinción entre encontrar y descubrir es importante en muchos ámbitos, y es particularmente especial en todo lo que tiene que ver con las solución de problemas, pues muchas veces buscamos encontrar una solución cuando lo que se necesita es descubrir una. Esto es, a veces intentamos aplicar “soluciones tipo” o aplicar recetas para resolver un problema porque nos parece similar a alguno que ya habíamos resuelto, lo malo es que ese tipo de soluciones no siempre funcionan y en la expectativa de su funcionamiento solemos perder tiempo y recursos.

Por otra parte, descubrir una solución supone que esperemos lo inesperado, aunque suene a cliché, pues nos pide la apertura para notar algo distinto, sea una clave, un camino, o a veces una ausencia, como sucedió en el descubrimiento de la penicilina. Así que más vale tener cuidado e identificar si uno está en una búsqueda para encontrar algo o descubrirlo.

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Cambio, Conocimiento, Desarrollo Organizacional, Empresas, Estilo de Vida, Investigación, Solución de Problemas

Los Equipos y las Dificultades.

captura-de-pantalla-2017-03-04-a-las-18-55-25

Muchas veces es en las dificultades en dónde los equipos crecen, pues ellas los obligan a desarrollar nuevas capacidades. Esto sucede cuando un equipo se encuentra ante un problema común, puede cohesionarse más y promover que el esfuerzo aumente ante éste, ya sea porque uno o más de sus miembros muestran que no se rendirán ante la situación que se presenta adversa, porque se recuerda que el objetivo vale la pena con todo y el trabajo “extra” que implica, o porque se tiene definida una meta posterior a la que no se puede llegar si no se atraviesa el obstáculo.

Otras ocasiones los problemas desgastan a los equipos, ya se porque no había suficiente unión para enfrentar algo así, porque el dilema es demasiado grande o llegó precisamente en el peor momento para el grupo, para uno o varios de sus miembros. Esto se nota cuando las quejas son más que los comentarios positivos, cuando se olvidan los motivos o se empieza a dudar de ellos, o incluso porque ya se terminó el ciclo de vida de dicho equipo y sus miembros dejaron de sentir que crecían en él o comenzaron a creer que aportaban más que los demás.

He formado parte de equipos que han vivido de los dos tipos de situaciones anteriores. He lamentado cuando no he podido hacer algo para sobrepasar la dificultad, y he reflexionado para comprender lo que los otros integrantes hicieron o dejaron de hacer. Hoy agradezco los equipos de los que soy parte, pues siento que nos pertenecemos y nos participamos.

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Cambio, Comunicación, Cultura, Desarrollo Organizacional, Empresas, Estilo de Vida, Negocios, Organizaciones, Solución de Problemas

Crítica o Retroalimentación.

2136884869_b244ab7d05_z

En estos días está en boca de los medios deportivos mexicanos como el dueño del Guadalajara, Jorge Vergara, explicó el mal momento de su equipo como un problema que no dependía tanto de él, pues era una cuestión de rendimiento de los jugadores e incluso criticó el desempeño de uno en particular. Evidentemente esto generó muchas críticas, que terminan siendo algo parecido a lo que él hizo, así que va este escrito en un intento de retroalimentación.

La crítica es sobre el pasado, aunque a veces se puede pedir que se haga algo distinto a eso que se hizo así de mal o no tan bien como se quería. Muchas veces está cargada de suposiciones sobre por qué se hizo lo que se hizo, ideas sobre las posibles intenciones y hasta conjeturas de cuál podría ser el plan maquiavélico detrás de dicha ejecución. Es decir, aunque la crítica tiene mucho que ver con lo que se ve, con el resultado y con el proceso, está mucho más centrada en lo que no se ve.

Por otra parte, la retroalimentación habla del resultado, señalando claramente si se llegó o no a él, apuntando si hubo una ligera o gran discrepancia en aspectos específicos. Generalmente, después de hablar del resultado la retroalimentación aborda el tema del proceso, clarificando si una acción no se hizo, si se realizó mal o si estuvo hecha fuera de tiempo. Además de buscar centrarse en lo que se ve, la retroalimentación tiene énfasis en que en el futuro se consiga el resultado deseado, ya sea por una corrección en acciones, o por el desarrollo de habilidades. La crítica califica, mientras que la retroalimentación señala con candor que se puede mejorar.

Una y otra tienen que ver con expectativas y definiciones, algo que no siempre está tan claro ni en el trabajo ni en cuestiones relacionales. Ambas se utilizan de manera indistinta, generando problemas de ejecución, comunicación y hasta de relación. El primer paso es identificar cuando se usa una y cuando la otra, el segundo es entender que hay momentos para hacer cualquiera de las dos de manera individual y otros, que suelen ser pocos, grupal. Mientras que se está en el proceso de aprender a usar estos dos conceptos y a hacerla de líder o dirigir un grupo, más vale practicar en espacios individuales. De lo contrario se prestará a malos entendidos, sobre entendidos y todo terminará complicándose. Más vale pensar lo que se va a decir, que luego querer explicarlo de manera retroactiva. Más vale pensar como se va a responder, que vivir reaccionando ante las consecuencias no contempladas.

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Cambio, Comunicación, Conocimiento, Cultura, Desarrollo Organizacional, Empresas, Futbol, Juego, México, Organizaciones, Psicología

Utilizar metáforas del Campo.

88574da72afc9be538ea16f8058eb31c

No es que no se utilicen, después de todo muchos decimos que con buen trabajo se siembra más trabajo, o que las propuestas de proyecto es sembrar, aunque no siempre se coseche o a veces la coseche tarde un poco más. Quizá así sería más fácil hablar de crecimiento orgánico y cultivar relaciones. Podríamos también entender mejor los ciclos y las estaciones, y en una de esas entenderíamos que así como hay árboles que tardan en llegar a su madurez productiva, así hay negocios que requieren de más tiempo que otros, y probablemente cuidaríamos más de sobre explotar los negocios, las relaciones y el esfuerzo de la gente. El problema puede estar en que para esto tendríamos que estar más cerca del campo y entender mejor a la tierra. Bueno, a lo mejor esto también es parte de la solución.

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Conocimiento, Cultura, Desarrollo Organizacional, Ecología, Empresas, Estilo de Vida, Motivos Personales

Dar Nuestro Tiempo.

b0ebc55899255120e54b1cf19df6ac88

No es que unos tenga más tiempo que otros, más bien se organizan mejor e invierten las horas necesarias para la preparación y la ejecución. No es que los que parecen más ocupados sean aquellos que más hacen, es que no planean, sobreestiman o subestiman el tiempo en el que se tardarán haciendo algo; o quizá les falte práctica, o conocimiento. Quizá es que desconocen cuándo y cómo hacen mejor el trabajo. Quizá es que le dicen que sí a lo que en realidad le quieren decir que no. Probablemente sea que no han visto que lo que somos, es tiempo. Que aquello a lo que damos tiempo, es aquello a lo que nos entregamos. Dar nuestro tiempo, y nuestra atención, es todo un regalo.

GLM

2 comentarios

Archivado bajo Cambio, Cultura, Desarrollo Organizacional, Educación, Empresas, Estilo de Vida

Los Sentimientos Como Propiedades Emergentes.

IMG_4641

La frase de la imagen que encabeza esta publicación me parece sumamente interesante, podría decir incluso que me resulta bastante potente. ¿Por qué?, pues precisamente porque presenta la posibilidad de entender los sentimientos como algo que sucede entre la gente, por su interacción, como una propiedad emergente de un sistema, es decir, como algo más que la suma de las partes de un conjunto. No es que la idea sea novedosa, desde hace mucho tiempo se dice en la terapia familiar que cambiando las interacciones no sólo cambian los resultados, sino que cambian también los sentimientos en un sistema. La cuestión está en que vivir los sentimientos como algo que pasa entre la gente, por su interacción, podría darles un carácter un poco más comunitario o social, cambio de enfoque que quizá podría ayudar en algunos casos a generar cambios.

Por el momento dejaré esta idea en desarrollo, para buscarle más aplicaciones en terapia y otros contextos relacionales en los que participo. Quizá aquí hay una veta interesante para armar algo similar a aquella propuesta que hablaba de la gramática de los sentimientos.

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Cambio, Conocimiento, Desarrollo Organizacional, Estilo de Vida, Psicología, Terapia