Archivo de la categoría: Educación

La Conexión Entre la Gente

Sí, las personas importan, sin ellas no se puede hacer nada, o por lo menos nada humano que es de lo que yo puedo hablar. El contexto influye mucho, pues presenta condiciones específicas que juegan un papel muy importante en esta realidad multifactorial en la que vivimos. Pero, además de los factores anteriores y otros que me llevarían demasiado tiempo listar, la conexión entre la gente es algo que muchas veces llega a ser vital.

Y es que ésta es más que sólo sumar individuos. Es más que sumar cualidades individuales o características contextuales de los miembros de un equipo. Es una propiedad emergente que genera algo de magia, que consigue que las cosas salgan mejor y que las personas hagan cosas que no creían posibles. Esa conexión necesita tiempo, se da con base a la confianza que da vivir varias cosas juntos y, a pesar de las dificultades encontradas, ver siempre lo bueno que tiene la gente como persona.

En estos tiempos tan veloces cada vez es más difícil encontrar eso en los equipos, y curiosamente es justo ahora cuando es más necesaria. ¿No creen?

GLM

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cambio, Comunicación, Comunidad, Cultura, Desarrollo Organizacional, Educación, Empresas, Estilo de Vida, Hábitos, Organizaciones, Psicología, Reflexiones, Solución de Problemas

Consecuencias.

07-770x425

Es lo que siempre hay, consecuencias. No son buenas ni malas, son sólo eso, consecuencias. A veces son inmediatas, pero muchas otras tardamos tiempo en verlas, es más muchas ocasiones tardamos un buen tiempo en darnos cuenta de donde vinieron y cómo participamos nosotros para que se dieran. Es cierto, también hay unas que nos resultan inesperadas, ya sea por cómo interpretó alguien más nuestros actos o por cómo nosotros mismos analizamos lo que hicimos y lo que ahora vemos. A fin de cuentas, son repercusiones que casi nunca se detienen, así que hay que aprender a vivir con ellas. Si alguien te dice que algo que hiciste o vas a hacer no tendrá consecuencias, quizá se está engañando, o quizá no quiere que veas alguna de las que ya se están dando. Pero bueno, también puede ser simple desconocimiento, porque créeme todo tiene consecuencias.

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Educación, Estilo de Vida

Aprendizaje Perpetuo.

IMG_5489

Desde nuestra experiencia, nuestras lecturas, las series que vemos, las películas, los deportes que practicamos y los que vemos. Todo es aprendizaje perpetuo. Bueno, sólo si estamos atentos. De lo contrario, habrá mucha frustración, muchos corajes, probablemente envidias; y todo porque más bien nos fijamos en lo que no sucedió, en lo que no obtuvimos, en lo que no alcanzamos. ¿No es mejor prestar bien atención?, ver aquello que sí está, la lección que nos está dando la vida. Tantas respuestas se nos van porque no son aquellas que esperábamos. Al final todo es un gran experimento, y cada experiencia nos da la oportunidad de seguir aprendiendo.

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Aprendizaje, Conocimiento, Cultura, Educación, Estilo de Vida, Experimentos, Hábitos, Motivos Personales, Reflexiones

La Función de las Terrazas. Entre Libros y Revistas III.

fullsizeoutput_13b

Me pareció un buen momento para retomar la idea de escribir lo que pretende ser una sección del blog, Entre Libros y Revistas. Es inicio de año y vale la pena intentar escribir sobre algún libro, o revista, que haya leído una vez al mes durante el 2018. Para este efecto que mejor que empezar con quien considero uno de los mejores psicólogos sociales de México, Pablo Fernández Christlieb, aunque probablemente para él le parezca mejor que se le presente como representante de la psicología colectiva.

En La Función de las Terrazas, el Dr. Fernández Christlieb presenta 50 ensayos en los que desmenuza los temas más variados desde su particular perspectiva que invita a prestar atención a lo cotidiano desde una mirada distinta, algunos decimos que más profunda o con mayor sentido, pues lo mismo te lleva a revalorar a la ropa vieja al considerarla como la que se refleja más el estilo de alguien y a veces hasta su época, o se burla de los creativos que se definen así mismos de esta manera por considerarlos poco originales y, sobre todo, muy poco innovadores.

Este es uno de los libros que de tan bien escritos se vuelven ligeros, aunque analice a detenimiento cosas que pueden parecer nimiedades para encontrar en ellas reflejos o símiles que indican como se organiza nuestra sociedad para bien y para mal. Si quieren divertirse y reflexionar, analizar y al mismo tiempo pasar un muy buen rato leyendo, este es un libro al que hay que acercarse. En una de esas y les resulta tan bueno que los lleva a sus libros teóricos que tienen un poco más densidad conceptual pero mantienen su amena escritura.

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Comunicación, Conocimiento, Cultura, Educación, Entre Libros y Revistas

Sabes que Pasó Navidad…

WhatsApp-Image-2018-01-08-at-7.20.38-PM

En parte porque poco a poco van desapareciendo las luces de las casas que parece que entraron en la competencia de quién decora de forma más pintoresca, sí, esas mismas que empiezan a quitar los muñecos de nieve, renos y demás etcéteras que deben conseguir que su factura de luz suba al doble. Sí, también sabes que ya pasó Navidad porque tienes que pagar un montón de cuentas, ah, claro, y porque subiste de peso y al regresar al trabajo desearía dormir por lo menos un par de horas más.

Pero uno de los indicadores más claros de que pasó la época de los festejos, regalos y excesos, es que comienzas a ver que los árboles naturales de los que se enorgullecían tus vecinos aparecen en las banquetas o, como me sucedió a mí hoy, justo en el lugar en el que estacionas el coche en la calle. Lo más interesante de todo esto, es que por más que preguntamos el árbol en cuestión no era de nadie, y sólo una vecina comentó que lo había visto el día anterior en otra casa, en la que por supuesto dijeron que no era de ellos. ¿Un milagro tardío de Navidad? No, sólo una muestra de que ya pasó y de que aquello de: “paz en el mundo a los hombres de buena voluntad” fue una bonita frase que no alcanzó a llegar siquiera a los propósitos de año nuevo.

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Ecología, Educación, Estilo de Vida, Motivos Personales

Volver a Empezar…

Ciclos

Las veces que sea necesario, bueno, las veces que podamos hacerlo, pues habrá algún momento en el que ya no sea posible y, si hicimos algo bien, quizá esto no nos resulte triste o un problema. Sí, es cansado y muchas veces no nos sentimos preparados para hacerlo. Pero, vamos, ¿cuántas cosas hemos llegado a hacer que pensamos que no era el momento o que no estábamos listos para enfrentarlas?

Ahora bien, quizá habría que plantearse si vale la pena reiniciar un ciclo si un nuevo comienzo o una continuación ya nos parece muy cansada. A veces hay que terminar con algunas prácticas, rutinas y hasta relaciones que vuelven a empezar por alguna de esas cuestiones cíclicas en las que nos metemos o con las que medimos nuestras vidas.

Alguna vez escribí de la ventaja de pensar en ciclos, y aunque sigo pensando que es muy útil tener en mente esta idea, sí me parece muy importante tener en cuenta que hay ciclos a los que vale la pena ponerle un fin. Es más hay algunos que incluyen la terminación como una manera de marcar que hiciste bien las cosas, como el de la escuela, que cuando uno termina se gradúa y entonces se da cuenta de que hay que seguir aprendiendo aunque a uno no le den un diploma.

Si mañana reinicias actividades, disfrútalas. Quizá te falta menos para estar en ese ciclo, quizá pronto llegue tu graduación. Recuerda que de todos modos seguirás aprendiendo, y que a veces hay ciclos que creías que ya querías que terminaran y hoy todavía los extrañas.

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Educación, Estilo de Vida, Hábitos, Motivos Personales

Confesiones de un Lector.

download

Hola, soy Gustavo y me gusta mucho leer. Me gusta mucho leer de varios temas, ficción, cuento, novela, negocios, divulgación científica, deportes, biografías, en fin, termino leyendo de varias cosas tanto si el título del artículo o libro me llama la atención, como si el tema ha despertado algún interés en mi.

¿Leo mucho? No sé, leo lo que alcanzo a leer. Más bien, aquello que me doy tiempo para leer o, incluso, aquello que me resulta tan interesante que hace que le “robe” tiempo a alguna otra actividad. Sí, una de mis formas de procrastinar es leyendo, y a lo mejor es por eso que no me gusta decir que leo mucho. Lo curioso es que me genera bastante desconfianza cuando alguien se autodefine como un gran lector o hasta cuando dice que es un amante de los libros, aunque debo confesar que cuando esto sucede casi siempre les pido alguna recomendación para ver hacia dónde me envían, pues después de que me dicen un título o autor les pregunto por qué me lo recomiendan.

Cuando me dicen que alguien como yo tendría que leer ese libro, o cuando me dicen que es indispensable para una persona que se dedica a lo que yo me dedico, procuro profundizar en sus definiciones de mi persona y de mi profesión y actividades. Si me divierte, me interesa o me plantea algo interesante, busco el libro o artículo, si no, pues no.

A mi casi no me gusta recomendar libros, me parece algo muy personal y necesito conocer o convivir bastante con alguien para poderle sugerir alguno de los libros que me gustó. Eso sí, evito recomendar libros de autoayuda, sobre todo cuando alguien está en consulta conmigo, de hecho cuando esto sucede prefiero señalar una novela o incluso algún cuento, pues me parece que las ficciones ayudan mucho más que la gran mayoría de las recetas que están publicadas bajo el estandarte de la autoayuda. Digamos que pienso que los buenos libros siempre ayudan, aunque no se lo propongan.

Suelo tener libros por leer,  a veces tantos como los temas que me llaman la atención. En ocasiones priorizo aquellos que me van a ayudar a alguna de mis actividades, y lo más divertido es que hasta con esos me termino divirtiendo. Además de confesar que hay libros recomendados que ni siquiera he buscado, hay otros libros que me han regalado y no he pasado de la página 60, vamos, algunos de ni de la 20. Sí, están en la lista de libros por leer, pero tampoco me apura mucho hacerlo.

También hay muchos libros que me prestaron y leí, los regresé y tengo en la lista de libros por comprar. Sí, hay por lo menos 5 libros que me prestaron, leí y no regresé. No te preocupes, si tu me prestaste algún libro no es el caso, lo que pasa es que se me ha olvidado dártelo.

Confieso que me cuando me acuerdo de lo que he leído, casi siempre me cuesta más trabajo escribir, y a veces prefiero platicar un poco de eso ante la terrible sensación de que nunca podré igualar algunos de esos textos que me siguen manteniendo en este maravilloso vicio que es leer.

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Conocimiento, Cultura, Educación, Entre Libros y Revistas, Escribir, Estilo de Vida, Hábitos, Lecturas, Motivos Personales, Tiempo Libre

El Derecho a Cambiar de Opinión.

images-1

Humberto Maturana tiene alguno años señalando que, para él, es importante que se incluya dentro de los Derechos Humanos Universales el de cambiar de opinión. Parece una idea muy simple, y quizá lo es, después de todo esto de cambiar de opinión es muy lógico si a uno le faltaba información, o si algo que creía que era de una forma resultó ser “realmente” de otra, o bueno, si uno se da cuenta de que su opinión estaba equivocada lo ilógico sería no cambiarla, ¿o no?

La cuestión es que no nos es tan fácil cambiar de opinión, más bien hay temas en los que nos es más complicado que en otros, y claro, también hay edades, momentos y personas con las que admitir que hemos modificado lo que opinábamos con relación a un tema lo consideramos ahora equivocado, incompleto o simplemente ya no nos satisface. Incluso hay ocasiones en las que vemos con malos ojos a aquellos que han cambiado de opinión, hasta les tenemos apodos, les decimos veletas, indecisos y hasta pusilánimes por dejar de pensar como pensaban antes.

¿Y qué me dicen si el cambio se da en una creencia?, ahí sí tenemos más apelativos y hasta insultos para dar y repartir rápidamente, muchas veces sin analizar antes el por qué, cómo y qué implica para alguien modificar una creencia. Digo, en el para qué generalmente encontramos o, más bien, inventamos alguna oscura intención, conspiración y hasta una coerción para el cambio de creencia. ¿No habíamos dicho que el cambio era bueno?, ¿cuándo conviene cambiar de opinión?, ¿y de creencias?

¿Será que el problema se da cuando el cambio aleja a la persona de aquello que nosotros opinábamos, pensábamos o creíamos?, ¿o cuando el cambio modifica la relación que teníamos con la persona? No sé, yo pensaba hacer un post muy largo al respecto, pero cambié de opinión, de momento prefiero plantearme estas preguntas y, por qué no, también preguntarte, ¿ha habido algo en lo que en el último año has cambiado de opinión, forma de pensar o creencia?, ¿qué impacto tuvo esto en tu vida? Quizá con esta información se pueda armar la continuación de esta publicación.

GLM

2 comentarios

Archivado bajo Cambio, Cultura, Educación, Estilo de Vida, Hábitos, Identidad, Motivos Personales, Psicología

El Precio de las Prisas.

Cartuchos Gillete

Si alguna vez te han dicho que hacer las cosas con prisas o de último minuto suele ser más caro que hacerlas dedicándoles tiempo y procurando no terminarlas en el día límite y no lo creíste, ve la fotografía que encabeza esta publicación.

A la izquierda está el paquete de 8 cartuchos para rasurar y su precio, a la derecha el de 3; por cuestiones de compra por volumen es más barato comprar un paquete de 8, eso resulta lógico y hasta aquí todo va bien. Lo interesante es que mientras que en el pasillo de artículos para el cuidado personal masculino (no se rían, así se llama) puedes encontrar ambos paquetes, cuando estás en la caja sólo puedes encontrar el de 3, que tiene menos y es más caro.

Así que, la próxima vez toma en cuenta que si en los supermercados se tiene en cuenta que ya con prisas estás dispuesto a pagar más por menos, que estos son uno de los negocios que más te estudia y que si pueden aprovechar tan fácilmente tu mal uso del tiempo, sería mejor que lo fueras modificando, digo, por lo menos en hacer la compra, que es uno de los puntos en el que podrías ver beneficios concretos y rápidos de hacer las cosas con tiempo y pensando qué es lo que necesitas y no sólo qué es lo que quieres.

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Educación, Estilo de Vida, Hábitos

Un Mes sin Carne. 9º Experimento del Año.

9624dd81c1269976ec633e6b48308feb

Ya es el tercer año consecutivo en el que experimento teniendo un mes sin carne, y sigue siendo en el mismo mes como un regalo para la ovolacteovegetariana de la familia, algo que es un detallito pero que lo hago con mucho cariño. La suma entre la recurrencia del experimento y que sea un regalo ayuda a que bastante sencillo cumplir con esta modificación de hábito, con todo y que en esta ocasión hubo varias veces en las que comí fuera de casa, dónde tenemos una dieta que tiende hacia lo vegetariano.

Ahora no tuve antojos y pude decir que no sin problema aún en situaciones sociales, y fue un poco gracioso que a un par de personas a las que les dije que estaba en un mes sin carne me respondieron: “ah, estás en uno de tus experimentos”, lo que de cierta manera me indica que me leen o por lo menos me escuchan cuando hablo de esto de practicar un cambio mensualmente. Claro, también se ha presentado el comentario: “¿es otra de tus cosas chairas?” que es medio en broma y medio en serio, por aquello de que nada más en un mes.

Como en este experimento me ha ido bastante bien, la verdad es que estoy decidiendo si extenderlo o volverlo un poco más complejo. La primera opción implicaría dejar de consumir carne por lo menos dos meses, y la segunda la estoy pensando como tener un mes con una alimentación vegana. Tengo un par de meses para decidir que camino tomar y, porque no, para concretar la idea de llevar un monitoreo preciso de qué le pasa a mi organismo cuando dejo de consumir productos animales. Si saben de alguien que me pueda asesorar en eso del monitoreo, espero recomendaciones.

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Alimentación, Cambio, Educación, Estilo de Vida, Experimentos, Hábitos