Archivo de la etiqueta: Experimentos

Escribir un Post Todos los Días. 3er Experimento del Año.

Mano que Escribe.png

Escribí un post para el blog 24 de los 31 días que tiene el mes de Marzo, es decir, prácticamente dejé de escribir en este medio durante una semana. Haciendo el análisis de los días que no escribí, uno fue por enfermedad, dos porque no me organicé bien para hacerlo durante un viaje de trabajo, y los cuatro restantes fueron una combinación entre mala organización de mi tiempo y no haber pensado durante el día un tema específico sobre el cual escribir.

Una vez más escogí un mes con 31 días para hacer este experimento y como cambio me puse a escribir para el blog al final del día, lo que quizá fue algo que influyó para que ahora tuviera más días sin cumplir con el reto que el año pasado. Si considero que escribir es algo que tengo que hacer como parte de mi trabajo, debería de poder organizarme mejor para darle tiempo de calidad a este espacio de reflexión y diversión.

Ahora no me sentí culpable por no escribir cuando me lo había propuesto y, aunque en este año tuve 20 visitas menos que el mes de 2016 en que hice este experimento, tuve un mayor número de me gusta a las publicaciones que hice. ¿Será que escribir sin culpa ayuda a que escriba mejor aunque lo haga con menos frecuencia?, puede ser, y quizá la clave está en ver cómo ser más consistente.

Quizá para el próximo año lo más conveniente será enmarcar esta experiencia de una manera diferente, algo así como: ¿cuánto es lo más que puedo durar escribiendo todos los días para mi blog? Claro que también podría averiguar cuánto es lo más que puedo escribir por puro gusto, sea para publicar en este blog, como reflexión o para algún otro tipo de proyecto. ¿Sería ésta una manera de convertirme en escritor? No lo sé, pero bien vale la pena averiguarlo.

GLM

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Comunicación, Escribir, Experimentos, Motivos Personales

3er Experimento del Año. 29 Días de Duchas Frías.

7a475d8f29275bcddab70e08f908d045

Decidí probar con baños de agua fría después de leer que algunos de sus beneficios son:

  • Estimular el sistema inmune
  • Aumentar el estado de alerta
  • Mejorar la circulación
  • Disminuir los niveles de estrés

Debo confesar que cuando puse este experimento para Marzo, pensé que para este mes la temperatura ambiente sería más cálida de lo que encontré, de ahí que 2 de los 31 días del mes regresé a la temperatura normal que utilizaba al ducharme. También debo decir que antes de hacer este experimento era de esas personas que les gusta bañarse con agua muy caliente, “para pelar pollos” dicen aquí en México, y que el primer cambio que encontré con este experimento es que ahora ya no uso una temperatura tan alta para la ducha.

Pero bueno, intentaré poner un poco más de orden a esta experiencia que, como ya dije, uno de los beneficios inmediatos que me trajo a mí es utilizar agua menos caliente y  por lo tanto gastar un poco menos en gas (lo sé, debería cambiar a calentadores de agua solares). Al principio intenté aproximarme a este cambio desde la inmersión total al frío, es decir, directamente con agua fría sin un momento previo de adaptación y con la idea de que controlando la respiración podría hacer más tolerable el frío. No sé si fue porque antes me bañaba con agua muy caliente, si la temperatura ambiente influyó mucho, si nunca pude dominar del todo mi respiración, o por una mezcla de todo lo anterior, pero este acercamiento me resultó bastante difícil, así que decidí probar con una disminución paulatina de la temperatura mientras me bañaba. Este cambio funcionó muy bien y gradualmente fui disminuyendo el tiempo en que utilizaba agua tibia, consiguiendo dejar de usar agua caliente y controlando la respiración ante la sensación de frío cada vez mejor.

Este punto, la respiración, es quizá lo más interesante que pude ver con este experimento, pues si bien ya había visto la influencia que tiene en mi la manera en que respiro en situaciones como yoga, meditación y ejercicio en general, mi forma de reaccionar ante las duchas frías no era la mejor y mi respiración se aceleraba fácilmente o se volvía poco profunda, algo parecido a lo que me sucedía en situaciones de estrés. Esta forma de respirar de manera profunda o, si se quiere, con más consciencia, es algo que me funciona a mi para conducirme mejor ante situaciones de estrés, así que podríamos decir que este beneficio de los baños de agua fría sí lo pude ver de manera directa. No me enfermé en este tiempo, pero no puedo asegurar que mi sistema inmune haya sido estimulado, así como tampoco puedo decir que mi circulación haya mejorado, después de todo, nunca he tenido problemas con ella. El otro punto, el estado de alerta, ese sí que lo sentí de manera directa, pues conforme avanzó el mes fui teniendo muchos más días en los que me levantaba antes de que sonara el despertador.

Me parece que el experimento fue muy bueno y que eso de ya no usar el agua tan caliente a la hora de bañarme es algo interesante, pues conseguir cambios en hábitos muy arraigados es algo que me gusta, aunque sea en algo tan banal como ducharse. En una de esas y es cierto eso de que mientras más se practica el cambio, más flexible se vuelve uno en otras áreas.

GLM

Deja un comentario

Archivado bajo Cambio, Estilo de Vida, Experimentos, Motivos Personales

10º Experimento del Año. Publicar un Post Diario.

Herramienta

31 días publicando un post todos los días, 1 día más que cuando hice este experimento el año pasado. ¿Diferencias? Escribir no es algo fácil, pero es más sencillo mientras uno practica más, y cuando uno asume el compromiso de hacerlo hasta aparecen ideas por desarrollar, de hecho, en esta ocasión hice una lista de 10 ideas que podría plasmar en este mes antes de que comenzara. Lo interesante es que de ellas, 8 aparecieron en este blog y 2 más están todavía desarrollándose, es decir, ayuda tener un plan, pero siempre puede salir una idea imprevista que puede ser desarrollada y hasta puede tener una buena recepción. De forma natural, mientras más publicas más posibilidades tienes de ser leído, aunque es muy probable que los post que crees que se leerán más no lo sean y, de igual forma, aquellos que a veces crees que pueden generar más comentarios no lo harán. A fin de cuentas, uno tiene 4 o 5 lectores fieles, 1 o 2 que comentan de manera esporádica, unos cuantos más que “escanean” las publicaciones, y varios que leen sólo los títulos. Otro descubrimiento, hasta ahorita pocos de mis lectores le dan click a los enlaces, a veces pienso que es porque no es necesario hacerlo, otras porque no queda tan claro que si algo está en azul y subrayado es un link que lleva a otra página. ¿Lo más interesante de este mes? Sin duda, la práctica de ordenar las ideas por escrito, pues esto me obliga a clarificarme y me ayuda en diferentes áreas de mi trabajo. Lo extraño, es que ésta práctica me está influyendo en que en algunas conversaciones me cueste más trabajo ordenarme, como si me quisiera editar mientras hablo, o como si quisiera incluir algunos enlaces durante la conversación, sin duda, esto es un punto muy importante a mejorar, porque a veces puedo resultar desesperante por traer demasiadas ideas en la cabeza.

Me queda pendiente tener una constancia en cuanto al horario de las publicaciones, quizá eso me ayudaría a tener más lectores, y definitivamente sería bueno para no tener que retrasar actividades porque tengo que escribir. Esto será algo que buscaré en los siguientes meses, pues mi idea es ver qué tanto puedo extender esta práctica de poner algo en este medio todos los días. Espero no enfadarlos, y ojalá que se animen a hacer algún comentario sobre lo que han leído.

GLM

2 comentarios

Archivado bajo Escribir, Estilo de Vida, Experimentos, Motivos Personales